Publicado por editor

Globalización de fútbol y la actitud del entrenador

12/12/2014

Hola. Soy Kentaro Tsuboi, cofundador de PreSoccerTeam SL. Con iniciación de la nueva web de PreSoccerTeam desde aquí agradecemos a nuestros colaboradores poder transmitir la voz de los entrenadores.

Esta vez, el tema que voy a escribir es “La globalización del fútbol y la actitud de entrenador”. Actualmente, sobre todo después de la expansión de internet, cada vez más escuchamos la palabra “Globalización” tanto en general como en el fútbol. No es extraño que haya jugadores extranjeros, también entrenadores extranjeros, en un equipo y los equipos estén ‘multinacionalizados’ incluso en el fútbol base. Además si interpretamos al equipo que es conjunto de los seres humanos que tienen estructuras propias y únicas podemos pensar que un equipo de fútbol es un grupo globalizado aunque es un equipo nacional.

En mi caso, en mi equipo actual la UE Cornellà hay jugadores extranjeros de China y la República Checa y anteriormente jugadores de Bélgica, Australia, Bermuda etc. Y también yo soy de Japón: un entrenador extranjero.
La tarea de los entrenadores es dirigir un grupo para sacar el máximo rendimiento y en cualquier caso nuestra tarea sigue siendo dirigir un grupo multinacional con el objetivo de sacar rendimiento en la competición. Para lograr eso es muy importante saber comunicar y transmitir conceptos y sensaciones a los jugadores que no son españoles. Aúnque dentro de un equipo nacional hay diferencias de mentalidad y personalidad si el equipo es multinacional este aspecto se nota más por la manera de pensar, hábitos, etc. Nosotros como entrenadores debemos tener en cuenta que hay cierta diferencia en este aspecto y debemos saber comunicar para crear buena relaciones con cada jugador.

Nuestra tarea como entrenador es sacar máxima la potencia de cada jugador para llegar al objetivo. Por lo cual debemos saber estimularlos y motivar con distintas maneras. No existe una manera ideal a todos. Primero intentar entender al individuo y luego elegir la mejor manera de relacionarse con él. A veces es necesario utilizar su lengua materna para que se sienta más cómodo (grandes entrenadores que han tenido exito como Pep Guardiola y Jose Mourinho dominan varios idiomas). Hay veces que hemos de actuar como profesor y en otros momentos como padre. En un aspecto nos pide ser un actor.

Con este tipo de actitud reflexiva creamos nuestro cáracter como entrenador. Pero no quiero decir que tener la actitud flexible es ceder. Es totalmente distinto. Desde mi experiencia como un entrenador extranjero comprendo el carácter de los españoles que suelen discutir y en su desarrollo se encuentra una solución ideal (o puede ser que no se encuentra nada). Así que una manera de comunicación con ellos que utilizo es que después de escuchar su opinión lanzo un mensaje con la claridad y no guardar lo que me sale de mi cabeza para intentar discutir. Pero a veces si comprendo lo que piensan ellos y mando directamente antes de recibir su voz. Los españoles saben actuar bien tanto en lo positivo, creatividad e improvisación como en lo polémico mediante un exceso de picardía. Curiosamente esta manera de comunicación la desconocía cuando estaba en Japón. La he aprendido después de venir a España y me está serviendo mucho.

Así que si nos colocamos en la globalización encontramos la posibilidad de enriquezar muchos aspectos tanto como entrenador como persona. La verdad es que es una circunstancia muy competitiva porque si no se adapta y se queda sin desarrollar, estás retrasado al resto. Cada vez no se ve la frontera y mundo del fútbol es semejante. Para sobrevivir es necesario tener la actitud adecuada ante globalización como entrenador de fútbol desarrollando nuestro carácter único, original e internacional. Eso es un aspecto imprescindible a los futuros entrenadores del fútbol.

KENTARO TSUBOI